INICO COLUMNAS !Chigüez! LA INFANCIA EN ZIRÁNDARO
!Chigüez! no image

Published on October 28th, 2013 | by admin

LA INFANCIA EN ZIRÁNDARO

Hola queridos amigos:

Dispensen que me haya alejado tantos días, pero he andado muy ocupado. Entre las visitas a las milpas, las idas al billar y al dominó con Neyo el de Erasto, las Fiestas del Diez y mis obligaciones de hombre casado y con hijos, no he tenido tiempo pa’ otras cosas.

 

Ayer me estaba acordando de cómo era el pueblo y su gente cuando yo estaba guachito mero. Para empezar, recuerdo cómo mi amacita tenía que estirar el dinero que le daba mi apá, que tenía que alcanzar para la comida y todo lo demás. Pobrecita, pasó hartas necesidades, siempre estaba cajeada con Imelda Rodríguez y otras personas.

A pesar de que éramos pobres desayunábamos muy bien. Tomábamos leche, diario, que acompañábamos con cualquiera de las siguientes cosas: pan de José Matías, chúmata, calabaza o camote en dulce, elotes, gorditas de cuajada, fruta de horno, nanches, huchepos, toqueres y demás.

El almuerzo era muy rico, podía haber: chile con huevo, mi preferido, aporreado, chile con queso, requesón guisado, chilaquiles, longaniza y otros platillos, eso sí, siempre con frijoles y un pedazo de queso fresco, seco o en polvo. Obviamente, con tortillas hechas a mano. Después de esto, uno estaba listo para media hora de eructos.

Si uno tenía edá pa’ ir a la escuela, pues se iba y ya. En la época de las aguas había que atravesar terrenos bien enlodados, así que llegábamos a la Riva Palacio todos charpeados, con olor a charamasca y parecía que habíamos crecido, porque los huaraches tenían acumulada una capa gruesa de lodo, que teníamos que quitarle con un palo antes de entrar a la escuela. A veces el calzado también llevaba caca de burro, de cuche o de caballo y si te embarrabas los dedos te duraba harto rato la jediondez.

Los lunes le hacíamos los honores a la Bandera, teníamos que formarnos. Yo aprovechaba ese momento pa’ ver a las guachas bonitas. Había harrrrrrrtas, como dijo Elvira Rivera, pero a dos de ellas las traía asoleadas para que aceptaran ser mis novias. A la hora del recreo salíamos a jugar futbol, voleibol, canicas o lo que estuviera de moda. Taén era visita obligada ir a los puestos que se instalaban frente a la escuela.

Ahí podías encontrar lo siguiente: agua fresca de sandía, piña, limón o tamarindo, mangos y jícama con chile, tortas de longaniza, tostadas con frijoles, polvo de queso, chiles en vinagre y repollo, coyoles en dulce, fruta de horno, chicles Motita y Adams, palomitas, rebanadas de sandía, nanches, empanadas, pinole, ciruelas verdes y pasas, churros, bocadillos, además de los deliciosos pabellones de José.

Al salir de la escuela retornábamos a nuestras casas. Después de comer me juntaba con los amigos y toda la guachada. Nos poníamos a jugar hartas cosas, dependía mucho de la temporada, pero de eso les platicaré otro día, porque ahorita tengo que ir al ciruelar a traer leña.

 

El guache güeleque.


About the Author

is a fictional character in the animated television series The Simpsons. He is voiced by Harry Shearer and first appeared in the episode "Krusty Gets Busted". He is a grumpy, self-centered news anchor, hosts the Channel 6 news, as well as Smartline, a local current-affairs program.