INICO COLUMNAS Desde mi cancha SANTOS Y DIABLOS
Desde mi cancha no image

Published on October 28th, 2013 | by admin

SANTOS Y DIABLOS

En junio de 1973 concluí la educación primaria. Para entonces, mi padre y mis tres hermanos mayores ya vivían en el Distrito Federal, ello, aunado a que en esos días no había escuela secundaria en el pueblo, fueron los factores determinantes para emigrar de Zirándaro.

Atrás se quedaba el pueblo de mis amores, mi gente, mis queridos amigos, una infancia felicísima y parte de mi corazón.

 

Acostumbrarse a la ciudad de México y a su forma de vida fue difícil para mí. Los primeros dos meses no tomaba agua casi, sabía y olía a cloro cañón, la leche de bote de cartón no sabía igual que la de las vacas de mi tío Marcelo y pan como el de Jonás no había en ningún lado. La parte feliz era que mi familia y yo estábamos juntos.

Antes de entrar a la Secundaria me llegaron noticias de Zirándaro. Mi padrino Ublester Damián Bermúdez y el maestro José Luis Nava Castillo organizaron dos equipos de futbol con los guaches de mi edad, mis amigos. Unos se llamaron Los Santos y otros Los Diablos, si no mal recuerdo.

La noticia me trastornó, quería con el alma y la vida regresarme al pueblo, yo debía estar ahí, pero no hubo forma de convencer a mis padres. Ellos que me concedían casi todo lo que les pedía se negaron rotundamente. Yo sabía que tenían razón, pero mi pasión por el futbol, por Zirándaro y por los amigos no entendía argumentos en contrario.

La verdad es que me frustré, pero no podía hacer gran cosa, así que me quedé bien aplacado.

Diversas circunstancias propiciaron un cambio de domicilio, de Tlalpan a Iztapalapa. Nos establecimos en una colonia muy pobre, que lo único que tenía de alentador era el nombre: La Progresista. Había muchos jóvenes de mi edad y poco a poco nos fuimos integrando, Martín y yo, a esa nueva comunidad.

Las cascaritas de futbol eran de todos los días, mañana y tarde. Desde entonces el balón se convirtió en el amigo indispensable y fiel. Ahí se forjó una sociedad indisoluble con Martín que me dio satisfacciones insuperables, él era más guache y con los años se convirtió en el socio ideal para vencer rivales.

En esa misma colonia vivía Jorge El Borrego, un señor joven, apasionado del futbol, americanista absoluto y que tenía la intención de formar un equipo juvenil. Sus hermanos jugaban con nosotros en las cáscaras y le dieron referencias buenas de los Ziris (así nos decían por ser de Zirándaro), así que nos invitó a formar parte de su proyecto. Aceptamos gustosos y nos convertimos en miembros del América ´73, un equipo que jugaba bien al balompié, había un compañero de nombre Rogelio que era muy bueno. Obtuvimos un campeonato de Liga y uno de Campeón de Campeones, además del reconocimiento de propios y extraños, en la Liga de Santa Cruz Meyehualco.

Al Borrego le aprendí algunas cosas sobre táctica, así que vaya un enorme reconocimiento donde quiera que se encuentre.

En las cascaritas se aprendían muchas cosas porque jugábamos con rivales y compañeros muy buenos. Había un tipo más grande que nosotros que era un mago con el balón, era imposible quitarle la pelota, le decían El Ruso. Cuando debutó en un partido formal se quedó muy lejos de la enorme expectativa generada. Los espacios amplios no eran lo suyo, así que se perdió y no brilló. Ésa fue una gran lección, no todo el cascarero es un buen jugador necesariamente.

Nuestro romance con el balón redituó grandes beneficios, depuramos la técnica y dominamos ambos perfiles. Todo a punta de dominar la pelotita, además de aventarla contra la pared.

Llegó diciembre y el viaje obligado y anhelado a Zirándaro. Martín y yo llevábamos en las piernas nuevas experiencias en materia futbolística, un mayor grado de picardía y muchas ganas de competir en el pueblo para medir nuestros alcances. En las siguientes entregas les contaré sobre ello.

Así se ven las cosas desde mi cancha.

Continuará…


About the Author

is a fictional character in the animated television series The Simpsons. He is voiced by Harry Shearer and first appeared in the episode "Krusty Gets Busted". He is a grumpy, self-centered news anchor, hosts the Channel 6 news, as well as Smartline, a local current-affairs program.