INICO ESCRITORES JAVIER PINEDA BRUNO UNA DAMA ZIRANDARENSE PARADIGMÁTICA
JAVIER PINEDA BRUNO no image

Published on October 28th, 2013 | by admin

UNA DAMA ZIRANDARENSE PARADIGMÁTICA

CELE BERMÚDEZ NÚÑEZ, UNA DAMA ZIRANDARENSE PARADIGMÁTICA

Javier Pineda Bruno.

Marzo 10 de 2013.

Hablar de Cele Bermúdez Núñez es aludir a una etapa romántica de la historia reciente de Zirándaro, de ésa en la que todos nos conocíamos, nos queríamos y respetábamos, porque éramos, antes que cualquier otra cosa, una gran familia. En esos años Cele fue un factor muy eficiente y eficaz de cohesión social.

Sobran elementos para escribir acerca de Cele, pero en esta ocasión sólo me referiré, brevemente, a sus facetas de maestra, esposa, madre y mujer.

 

La maestra

Tuve el inmenso privilegio de contarme entre los alumnos de Cele y mi etapa en el kínder Amanecer en el Balsas la recuerdo como una de las más felices de mi existencia. Cele, junto con Blanca Rosa Bermúdez Torres y Lalalú (Oralia Ruth Sierra Torres), desempeñaba su noble tarea de manera apasionada y cálida, puesto que sabía perfectamente la importancia fundamental de los primeros conocimientos académicos en la vida de las personas.

En ese orden de ideas, la aportación de Cele en la formación de un gran porcentaje de los zirandarenses y la consolidación de valores cívicos debe aquilatarse en su exacta dimensión y, en un acto de justicia elemental, rendirle el homenaje que merece.

La esposa

Cele fue una mujer de enorme belleza, en una región donde la hermosura femenina parece ser requisito sine que non. Se unió en matrimonio, no podía ser de otra manera, con el muchacho guapo del pueblo: Salvador Pineda Macedo, quien además es un hombre hecho de buena madera, trabajador, alegre, honesto, agradable, ocurrente, ingenioso y muchos etcéteras más.

La suya fue una pareja muy bella y amorosa. Cumplieron a cabalidad el imperativo categórico de su destino compartido y el mandato católico de permanecer unidos hasta que la muerte física los separara. Sé de cierto que es una separación momentánea y que sus almas volverán a unirse en el tiempo justo, ni antes ni después.

El matrimonio de Cele y Chava superó múltiples obstáculos y crisis. De cada uno de ellos salieron más unidos y fortalecidos. Nacieron para estar juntos, para amarse, para trascender su tiempo y circunstancias.

Cele y Chava, juntos y por separado, incidieron positivamente en Zirándaro, sus valores, costumbres y desarrollo social. La generosidad los distinguía. Su casa siempre fue un lugar donde era uno bien recibido y atendido. Ali, mi esposa, es testigo fiel de esa inmensa generosidad. Ambos le brindaron su apoyo y cariño cuando ella más lo necesitaba, después de vivir una experiencia traumática. Gracias nuevamente.

En todos los bailes y fiestas que compartí con Cele y Chava los vi bailar estrechamente abrazados. Esa estampa prevalecerá en mi memoria.

Además, ellos fueron padrinos de medio pueblo y compadres del resto.

La madre

Dos seres tan bondadosos como Cele y Chava únicamente podían generar frutos buenos. Tuvieron cinco hijos: María Ibeth, Salvador, Eduardo, Karime y Jorge, todos ellos son seres humanos positivos, alegres, generosos, solidarios, en fin, dignos hijos de sus padres. Un beso para ellas y un abrazo para ellos, sé que saben de mi fácil inclinación por todos ustedes.

Me tocó presenciar el trato de Cele con sus hijos y siempre tuve claro que era una madre distinta: visionaria, positiva, moderna, accesible, inteligente, pero, más que nada, profundamente amorosa.

La mujer

Cele desempeñó, durante muchos años y de la mejor manera, el rol de consejera social. Múltiples mujeres zirandarenses acudieron en procura de su apoyo y consejo y lo recibieron de inmediato. Con esa herramienta solucionaron sus problemas un buen porcentaje de ellas.

Cele era una mujer culta, gustaba de la lectura, además, era muy buena conversadora, pero quizá, una de sus mejores cualidades era saber escuchar. Transmitía confianza y respeto. Sus buenas acciones, sus modales, su discreción y su sencillez la convirtieron en un referente de nuestro pueblo y en una de sus buenas conciencias.

El martes 5 de marzo de 2013, Cele decidió hacer un paréntesis en su vida terrenal y voló a un plano superior. Desde ese sitial continuará velando por todos los suyos: la familia zirandarense.

A los seres luminosos como Cele jamás se les olvida, porque dio tanto de sí misma que todos llevamos un pedacito de ella dentro de nuestros corazones.

¡Hasta siempre Cele!


About the Author

is a fictional character in the animated television series The Simpsons. He is voiced by Harry Shearer and first appeared in the episode "Krusty Gets Busted". He is a grumpy, self-centered news anchor, hosts the Channel 6 news, as well as Smartline, a local current-affairs program.