INICO ESCRITORES Miguel Angel Ortuño LAS BASES SOLIDAS NO SE DERRUMBAN
Miguel Angel Ortuño no image

Published on October 28th, 2013 | by admin

LAS BASES SOLIDAS NO SE DERRUMBAN

Y yo……… ¿Qué? ¿No es cierto que quizás se pregunten? Como dice el dicho, soy un pobre venadito que habita en la serranía, o como decía mi padre…no soy ni bomba, ni cohete, ni mujer del cohetero.

En efecto, ni escritor, ni periodista, sin embargo; desde este lugar tan plano lejos de mi tierra, quisiera unirme a los comentarios de muchos otros que si saben lo que dicen.

 

Don Virgilio Bermúdez Núñez, después de haber leído y escuchado un sin fin de comentarios positivos acerca de   su persona, no hago más que unirme al sin numero de personalidades que se expresan con gran cariño para usted.

Platicando a cerca de usted con algunos coterráneos en este lado del puente, he encontrado el cariño y el sentimiento generalizado hacia su persona.

Ahora que ahondando un poco y analizando esto desde el punto de vista familiar, las bases que tiene para ser un gran hombre, un talentoso y a la vez una persona sencilla, puede ser un reflejo de el carisma, la bondad, y el gran espíritu de ayuda que tenían sus padres (Don Pepe Bermúdez y Doña Mariquita Núñez).

Como anécdota, no podría olvidar lo bondadosa que fue con migo doña Mariquita, recuerdo en una ocasión que estábamos haciendo los preparativo para el desfile de un 20 de Noviembre en Zirándaro, vivía en casa de don José Ortuño (la Sheca), en esa ocasión fui con José Manuel a compra unos zapatos para el desfile, ya al pagar el par de zapatos de José  Manuel, me pregunta ¿y tu hijo, no vas a llevar nada? Le conteste…. no, me dice ¿Por qué? Le contesto….es que no tengo dinero. No dijo nada.

Nos dimos la vuelta, y cuando caminábamos unos 10 metros, salió doña Mariquita y me dice…hijo, ven. Regrese a su tiendita y me dice ¿Qué zapatos te gustan? Le conteste…… pero es que no traigo dinero, me dice… no te preocupes, yo te los voy a regalar, pero no te quise decir delante de José Manuel, con un poco de vergüenza pero a la vez con un sentimiento profundo de agradecimiento que no podía expresar dado que si decía algo podría haber llorado.

Me dice entonces, tocando me el hombro, quizás viendo mi semblante, no te preocupes, le dices a mi primo que yo te los regale.

Otra situación parecida  me sucedió con don Pepe, en una ocasión durante las fiestas de San Agustín, todavía se hacían ahí donde está el campo de fut bol.

Estábamos fuera del palenque, por supuesto que no teníamos para entrar mucho menos para apostar.

Se para don “Pepe” y nos pregunta a tres de nosotros que si queríamos entrar, la respuesta era obvia, nos dejo entrar y me jala hacia un costado, saco una moneda de cinco pesos y me los da, y me dice; ¿Cuándo estés grande me los pagas? Riéndose me dice, apuestas y si pierdes te voy a poner unos cinturonazos.

Estas son algunas de las cosas que en realidad me llegaron a lo más profundo, cuando eres niño estos detalles jamás los olvidas.

Por eso, cuando mencionaba al principio que iba a comentar de una persona de la cual se hacen comentarios muy agradables, pero que sin embargo no he tenido el privilegio de conocerle  para tener más amplio conocimiento de él, si puedo emitir un comentario fundado en el conocimiento que tengo de sus progenitores, un legado moral y espiritual que le han ayudado a formar la persona que ahora es. Además de sus hermanos por los cuales tengo un profundo respeto.

De seguro Flavio (el caporal), Jaime, de los cuales de guaches tengo bellos recuerdos porque eran especiales  para hacerme travesuras y ponerme sobrenombres, el “capo”  era mi ídolo en el caballo echando piales en el corral de los toros

José y Cele, ella una señorona de la cual también podría relatar mucho de lo que estoy agradecido, para ella también mi respeto.

Esta familia en conjunto sin duda, fue como un soporte sólido para edificar esa clase de reputación que tiene entre los que lo admiran amigos, paisanos, familiares, todos están orgullosos de usted.

Que siempre mantenga el nombre que se ha hecho entre la gente de su pueblo, no solo eso, que lo siga haciendo crecer para que la sombra de ese árbol frondoso refleje la sabiduría en otros que siguiendo sus pasos lleguen a ser como usted o por qué no, superarlo con todo respeto.


About the Author

is a fictional character in the animated television series The Simpsons. He is voiced by Harry Shearer and first appeared in the episode "Krusty Gets Busted". He is a grumpy, self-centered news anchor, hosts the Channel 6 news, as well as Smartline, a local current-affairs program.